1 feb. 2014

"¿CUÁNDO SE ABRIRÁ EL AGUJERO PARA PODER ENTRAR EN EL PAÍS DE LA BIBLIOTECA?".

"Esteban se sumergió en un mundo mágico, lleno de personajes infantiles aparecidos en los cuentos, era una llanura de verdes prados, lagunas, árboles frondosos y cielo azul y despejado, pudo distinguir jugando y bailando a "Los tres bandidos", "El hombre del saco", los animales protagonistas de "¿A qué sabe la Luna?", "El Mago de la Noche", "El Mago Posturas", "Epaminondas", "Peter Pan y los niños perdidos", "El Capitán Garfio", "Don Quijote de La Mancha". Eran todos los personajes que aparecían en las historias que habían leído durante el curso la clase de 2ºA.
Justo detrás de su cabeza apareció  un gusano enorme, su cuerpo estaba formado por círculos de papel con títulos de cuentos. 
El profe se quedó desconcertado y dijo:
- Yo te conozco, eres el gusano de la clase.
El gusano contestó:
- Cierto, soy el gusano Comelibros, gracias a los/as alumnos/as  de 2ºA, he podido cobrar vida y hacer realidad mi sueño: Crear este País.
- ¿Cómo?. ¿Qué es todo esto?.
- Querido profe Esteban, estás en el "PAÍS DE LA BIBLIOTECA" DE 2ºA. Gracias a todos vosotros, los personajes de los cuentos hemos cobrado vida, vivimos aquí abajo para que nadie nos moleste....". (Leer puede ser una gran aventura", págs. 53-55).

Así es como Esteban describe el mágico mundo del País de la Biblioteca. Desde que leímos esta historia, los niños y niñas de nuestra clase están totalmente convencidos de que el agujero negro se abrirá en algún momento y que podrán cumplir su sueño: "ENTRAR EN ESE MARAVAILLOSO PAÍS" y formar parte de él, aunque sólo sea un ratito. 
La última propuesta que realizaron fue la de hacer un mural sobre este País. Como ya nos inventamos el conjuro (que saben que no es válido para abrir el agujero negro), decidieron recrear ese mágico lugar y os invitamos a conocerlo.





Todos estamos impacientes por "sumergirnos", al igual que el profe, en este agujero tan especial y que para nada nos da miedo, sólo tenemos curiosidad.
Varios días después, me comentaron que teníamos que seguir haciendo cosas para que la "magia" hiciera efecto. Soraya y Rayan CH. nos contaron su versión, aunque la primera realmente lo soñó:

- El agujero no se abre porque el profe Esteban se quedó tan asombrado con lo que encontró dentro de él, que se despistó y los niños regrasaron a la clase sin él. Al llegar al aula, el agujero se cerró, buscaron la palanca para volver a abrirlo y que el profe regresara, pero había desaparecido. De este modo, Esteban se quedó atrapado. Los culpables fueron el resto de los niños de la clase que se habían inventado un conjuro para gastarle una broma al profe, y este sí funcionó.


Para poder "meter" al profe en el agujero, todos los niños y niñas lo dibujaron y votamos el que más nos gustaba. El elegido fue el de Soraya, al que Shayla le puso un "pero": "Si está encerrado en el agujero y quiere salir, ¿por qué está sonriendo?". 



Y como esas cabecitas no paran de pensar y pensar....decidieron que si poníamos al gusano Comelibros alrededor del agujero negro diciendo nuestra frase favorita, seguro que ya se abriría, el profe saldría y él mismo nos contaría la verdad de todo lo que le ha ocurrido y nos llevaría con él a visitar su País.
El gusano aún no está terminado....nos queda aún mucho por hacer.




Pero mientas esperamos a que  esto suceda, seguimos leyendo, seguimos soñando y seguimos esperando.....

No hay comentarios:

Publicar un comentario